Fukushima, la catástrofe latente

Earthquake and Tsunami damage-Dai Ichi Power Plant, Japan

La catástrofe de Fukushima ocurrió el 11 de marzo de 2011 cuando un terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter (9 sobre 10) se produjo en las costas de Japón ocasionando un maremoto que dejó más de 18.000 muertos y desaparecidos así como graves daños materiales.

El más grave incidente ocurrió en la central nuclear de Fukushima donde, a causa del terremoto, varios reactores dejaron de funcionar y se activaron los sistemas de refrigeración con energía procedente de grupos generadores de emergencia. Lo que no esperaban era el gran tsunami que arrasó la central y con ella los motores que proporcionaban energía a la refrigeración.

Sin refrigeración el desastre era imparable. La central nuclear terminó sin control y emitiendo radioactividad lo que obligó a desalojar a la población en un radio de 20 kilómetros.

Pasado 2 años del desastre, todavía el peligro continúa latente. Ya en abril se detectó una fuga en varios depósitos de agua altamente contaminadas y se derramaron 160 tm, pero la noticia continúa ya que en varios pozos de control cercanos al mar han saltado las alarmas.

Todos los medidores de estos pozos detectan altos niveles de contaminación y a fecha de hoy no se ha encontrado todavía el foco principal.

El miedo es que las aguas contaminadas lleguen al mar donde los daños al medio ambiente se multiplicarían. Las autoridades niponas siguen mandando mensajes de tranquilidad al respecto.

Sin duda estamos ante una Fukushima, una catástrofe latente.

Nos seguimos leyendo

Comments Are Closed